Artículo

9 de agosto: Día de la Educación Especial

Este día se celebra porque, el 9 de agosto de 1949, se crea la Dirección de Educación Especial en la provincia de Buenos Aires. Con la Ley de Educación Nacional N°26.026 se instituye como una modalidad más del Sistema Educativo y está destinada a asegurar el derecho a la educación de las personas con discapacidad en todos los niveles y modalidades del Sistem. Parte de esta ley se basa en la Declaración Universal Derechos de las Personas con Discapacidad, donde remarca el derecho de las personas con discapacidad a la educación sin discriminación y sobre la base de la igualdad de oportunidades, con el objetivo de desarrollar plenamente el potencial humano y el sentido de la dignidad y la autoestima, la personalidad, los talentos y la creatividad de las personas con discapacidad.

En 1857 se funda en Argentina la primera escuela para sordos, en 1887 se inicia la educación para ciegos, en 1902 se dictan las primeras clases “especiales” en las escuelas “comunes” para niños con dificultades de aprendizaje y en 1942, se crea la “Escuela Primaria de Adaptación” que fue la primera escuela para niños con discapacidad.

El concepto de Educación Especial para los referentes de Las Ilusiones

Juan Ignacio, nuestro Director instala la gran pregunta de por qué seguimos hablando de Educación Especial y no pensamos en un concepto más amplio como Educación Inclusiva.

“Para comenzar a hablar de “educación inclusiva” es indispensable considerar a la educación como un derecho al que deben tener acceso todas las personas, empezando por un sistema educativo que comprenda que la diversidad es una cualidad de su estructura y no una característica que aparece para generar desestabilidad en su currícula. El concepto de “educación inclusiva”, no debería tener la relevancia que en la actualidad invita a debates. Hay que pensar la enseñanza desde nuevas perspectivas y la educación tiene que contemplar a todas las personas como sujetos de derecho. Y debemos pensar el término “discapacidad” poniendo el énfasis en el entorno y no en el sujeto. “– Cinthia Ávila, Vicedirectora de Las Ilusiones.

“La Educación Especial ha mejorado en sus prácticas inclusivas y los docentes han generado más variedad de herramientas pedagógicas para abordar la enseñanza educativa, pero, pareciera que el nombre ‘especial’ sigue siendo un impedimento para la inclusión de la persona con discapacidad en las escuelas “normales”. En muchos casos, el contenido es diferente en cada una y, en proporción, hay menos escuelas especiales y hay jóvenes y adultos que no son escolarizados, lo que genera más diferencias. Cuando hablamos de educación, no solo nos referimos a la formal que se brinda en el colegio. Por eso, nuestra labor debe también estar orientada a incentivar a la persona con discapacidad en su búsqueda de independencia, acompañarla en sus intereses y necesidades, generar una red de apoyo que la contenga y que la haga sentir segura y capaz de poder generarse sus propios proyectos. Es necesario que todas las instituciones estén involucradas en estos procesos y que las universidades y los centros de formación tengan una oferta educativa cada vez más amplia y variada para las personas con discapacidad. Esta es la mejor forma de incluir y no sectorizar a las personas a un solo tipo de educación, la especial.” – Sabrina Martinez Gandini, Coordinadora.

“Hoy la palabra especial debería cambiarse por inclusiva, porque las personas no son especiales, sino que tienen una discapacidad o características particulares y, en realidad, todos las tenemos. Considero que, más allá de repensar la educación especial, hay que entender que la escuela, con su estructura actual, si no se adapta, evoluciona y no se transforma en algo superador, se queda vieja y ya no va a servir. Por lo tanto, primero hay que cuestionar a la escuela en general y luego ir por la especial, pero, de todas maneras, habría que pensar en una única escuela. No podemos seguir enseñando de la misma manera los mismos temas que hace 50 años (estructura, materias, equipos, horarios). Si bien hay nuevos temas y hoy se incluye a personas con discapacidad, hay que ir por el ideal de que sea inclusiva para todo el mundo. Y eso implica nuevos contenidos para la nueva sociedad que necesita más conciencia del medio ambiente, le persona con sus herramientas y capacidades. Quizás es un proyecto muy grande, una utopía, pero, trabajándola entre todos se puede encontrar una mejor educación para las nuevas problemáticas que nos presentará el futuro”. – Mariano Carabajal, Coordinador

Las Ilusiones brinda formación artística, pero todos los días busca construir nuevas redes y puentes, tanto de trabajo como de contención. Además de sumar conocimientos y técnicas para trabajar, genera talleres que fomentan la autonomía, incentivan el debate constante para que las personas con discapacidad construyan una mirada crítica sobre su trabajo y el de los otros, desde lo que cada uno puede y desea aportar. Porque entendemos que la educación no es solo un derecho de todos, sino que es un deber de cada uno seguir construyendo y aportando para que la educación mejore.

One Reply to “9 de agosto: Día de la Educación Especial”

  1. Excelente nota como siempre. Se necesita un gran proyecto en donde se involucren varios profesionales, multidisciplinario. Pienso que cuando esto suceda, también se necesitará un gran equipo de acción con profesionales preparados, bien remunerados y valorados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *